Confesiones de una chica invisible

Confesiones de una chica invisible
6.9
Tetê solo quiere ser aceptada y divertirse, pero su vida cambiará por completo al mudarse con sus padres a la casa de sus abuelos y a una nueva escuela. Ahora, hará todo lo posible por huir del mismo bullying que ha enfrentado en el pasado. Confesiones de una chica invisible Critica: Si nos dejamos engañar por el título, la protagonista de Confesiones de una Chica Invisible tendría que ser una chica que no llamase la atención, que pasase desapercibida. Alguien con una personalidad tímida o incluso algo callada. Pero Tetê, interpretada por Klara Castanho, es lo opuesto a invisible. Ella es atrevida, indiscreta y no tiene problemas para tomar la iniciativa. Es ella la que llega nueva a un instituto y se presenta sin pensárselo demasiado al chico que se sienta delante de ella. También es ella la que propicia la creación de su grupo de amigos al convencerles de quedar para hacer un trabajo en vez de hacerlo por separado en sus casas. Y es ella la que tampoco se achanta a la hora de pedirle al chico que le gusta que le invite a una fiesta a la que va ir todo el instituto. Puede que el título del libro en el que se basa esta película ‘Confissões de uma Garota Excluída, Mal-amada e (um Pouco) Dramática’ (Confesiones de una chica excluida, poco querida y (un poco) dramática) sea algo más acertado. La incoherencia de la película dirigida por Bruno Garotti empieza con la elección del título pero su lógica no mejora en ningún momento. Confesiones de una Chica Invisible cae en exhibir a personajes sin camiseta en situaciones no justificadas como lo es, por ejemplo, un ensayo de una banda de música. ¿Por qué alguien se pondría a tocar la guitarra medio desnudo? Otro ejemplo es que, a pesar de que la protagonista manifiesta (y en repetidas ocasiones) que no quiere depilarse, cuando la vemos en bikini en la playa no hay ni rastro de un solo pelo en todo su cuerpo. Y por último, cuando dos alumnas se enzarzan en una pelea el profesor presente en escena no mueve ni un dedo por separarlas. ¿Qué clase de colegio es ese en el que el adulto se queda en un segundo plano (literalmente) mientras dos adolescentes se empujan y tiran al suelo en mitad de una clase? En mismo en el que un caso de bullying se soluciona con un abrazo. *Problemas inexistentes Confesiones de una Chica Invisible no se toma en serio ni a sus personajes ni a sus preocupaciones y deja en el aire o sin cerrar tramas cuando dejan de interesarle. Objetivamente, Tetê se queja de problemas que no tiene. Se ve envuelta en una especie de triángulo amoroso cuando se supone que es invisible y ningún chico se fija en ella. Se supone que es una marginada y que tiene problemas para relacionarse pero, como ya he dicho, no le cuesta mucho hacer amigos. Es cierto que hay una chica, Valentina, que le hace bullying en el instituto pero el resto de sus compañeros siempre la defienden y, para ser sinceros, Valentina hace bullying a todo el instituto. Vale que es una comedia adolescente y no un dramón de esos de ver con una caja de pañuelos al lado pero su género no tendría que hacerla menos creíble.

Torrents

Formato Idioma Fecha Tamaño Total Descargas Descargar
1080p DUAL Español Latino 29/09/2021 1.73 GB 8 Descargar
1080p DUAL Español Castellano 29/09/2021 1.74 GB 8 Descargar

También te puede interesar

Los lobos

Drama Familia Sin categoría
7.3

Max y Leo de 8 y 5 años, son llevados de México a Albuquerque (EU) por Lucía, su madre, en busca de una mejor vida. Mientras esperan que su mamá regrese del trabajo, los niños exploran a través de la ventana de su departamento el inseguro barrio habitado por latinos y asiáticos; escuchan los cuentos, reglas y lecciones de inglés que ella les deja en una vieja grabadora de cassette, construyen un universo imaginario con sus dibujos y anhelan que su mamá cumpla la promesa de ir a Disneylandia. Los lobos Critica: Segunda película de Samuel Kishi, la trama parte de una situación que vivió de niño cuando junto a su hermano pequeño llegaron a los Estados Unidos con una mano delante y otra detrás. Con premios en el Festival de Berlín y la Habana se puede disfrutar a través de Filmin, ya que el Festival de Barcelona donde se iba a estrenar no puede realizarse por culpa del coronavirus. Lucía (Martha Reyes Arias) y sus dos pequeños han abandonado el territorio mexicano en busca de una nueva vida en la ciudad de Albuquerque, en Nuevo México (EEUU), tras alquilar un cochambroso apartamento por 500 dolares comienza a trabajar en una lavandería industrial, pero los niños tienen que quedarse solos en casa prácticamente durante todo el día, hasta que su madre vuelva del trabajo. Toda una experiencia carcelaria para los dos niños... Al igual que ocurría en la magnífica película "The Florida project", (con la que guarda muchas similitudes) el enfoque de todo este drama está visto a través de los ojos de los niños, que no llegar a comprender muchas de las cosas que ocurren a su alrededor. Los niños que son hermanos también en la vida real, y se llaman Max y Leo como en la cinta, actúan con muchísima naturalidad, pasando el tiempo entre las paredes de ese sucio apartamento y asimilando difícilmente el drástico cambio de vida. Un film conmovedor y duro, que nos muestra una realidad actual de muchas personas que buscan de cualquier forma una vida mejor.

Derren Brown: Sacrifice

Documental Película de TV Sin categoría
7.5

El ilusionista Derren Brown inventa un experimento psicológico en el que trata de manipular a una persona común para que reciba una bala en lugar de un extraño.Derren Brown: Sacrifice Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Derren Brown: Sacrifice

Solitary

Ciencia ficción Sin categoría

Un hombre se despierta dentro de una habitación para descubrir que es un prisionero enviado al espacio para formar la primera colonia de la Tierra, y peor aún, su compañera de celda Alana está empeñada en destruir todo. Solitary Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.

Black Lightning

Action & Adventure Drama Sci-Fi & Fantasy
7.2

Jefferson Pierce es un hombre que lucha con un secreto. Hace nueve años, Jefferson pasaba la mayoría de su tiempo vigilando que las calles de Nueva Orleans fueran seguras, gracias a su super poder de controlar la electricidad. Sin embargo, tras pasar tanto tiempo en la calle vigilando que todo fuera seguro, dejó su sus aventuras de superhéroe para dedicarle más tiempo a su familia. Pese a que él pensaba que los días como superhéroe habían llegado a su fin, ahora tendrá que volver a usar sus poderes para luchar contra una banda local, Los 100, para proteger a su familia y a su ciudad. Black Lightning Critica: Me sorprende mucho la baja puntuación que esta serie tiene aquí, en nuestra querida Filmaffinity, porque... joder, ¡es divertidísima! Empecemos por lo que no es: 1. No es muy sesuda, desde luego. 2. No intenta representar la realidad tal como es: nos narra un mundo paralelo donde los negros constituyen el noventa por ciento de la población norteamericana. Pues vale. 3. No es aburrida. En cada episodio ocurren cien mil cosas (algunas de ellas no desafían la lógica, incluso). Ver a Black Lightning con su traje de luces lanzando kamehames mientras hace posturitas... es que m'encanta. Y ahora vayamos con lo que es: 1. Es una secuela tardía de aquel maravilloso movimiento llamado blaxploitation que dio a luz joyazas como la grandiosa «Superfly». En este género los negros pueden ser malos o buenos pero siempre tienen un carisma que te cagas, no como los blancos, que son unos sosainas. Justamente como ocurre en «Black Lightning». 2. Es una serie con una peaso de banda sonora. Te puede gustar más o menos, pero es una peaso de banda sonora. 3. Es un PUTO CÓMIC, por Dios. ¡Cuantísimo daño hizo ese iluminao que dijo que los cómics no son para niños! Pues claro que lo son, hombre, y a mucha honra. Y lo digo como fan del género. Si quieres tíos estreñidos y malrrolleros, pues para eso están las series de Marvel, que me gustan (en general. Puño de Hierro y Los Defensores son dos truñazos de aúpa) pero son de mucho sufrimiento y patatín patatán, y tanto «dark and gritty» me acaba cargando. Las series de DC (y esta no es una excepción) son tontunas. Esta trata de ser más seriota y tratar asuntos de esos que hacen fruncir el ceño a los tertulianos de la tele, pero en cuanto sale el Relampaguete con su traje de luces y la hija buenorra marcando cacha... pues ya está, súpers de los de toda la vida partiendo crismas, como tiene que ser. Con tramas absurdas, malos de los que se retuercen las manos y ríen villanescamente y aliados misteriosos con pasados oscuros... y, como es una serie de DC, pues el prota tiene amiguete científico y lleva pinganillo, como mandan los cánones instaurados por el gran Berlanti en el Arrowverso. A mí, ya solo con eso me tienen conquistao. Bueno, pues ya está, ya he defendido la serie de súpers con la que mejor me lo paso. ¿Que no son argumentos serios? ¡Anda ya, hombre, que hablamos de tíos en mallas que lanzan rayos por el culo! Quien se los tome en serio,,, allá él.

Belmonte

Drama Sin categoría
6.5

A Belmonte, interesado en retratar al ser humano, sus pliegues, su desmesura, se le acerca una muestra de pintura en el Museo de Artes Visuales de Montevideo, pero él está más ocupado pensando en los cambios que vive su familia: su ex mujer está embarazada, fruto de la relación que mantiene con otro hombre, y percibe que su hija, Celeste, pasará menos tiempo con él cuando nazca su hermano. Belmonte necesita la brújula que le supone estar con su hija, preparar su almuerzo, acompañarla a la escuela y, sobre todo, comenzar a compartir con ella su mundo interior sin esconder las preocupaciones, aunque sean propias de un adulto.Belmonte Critica: Puntuación: 4,5 Por qué pintas siempre hombre desnudos?Belmonte Los artistas son aves de otro plumaje, se requiere poseer de ciertas características especiales y no siempre fáciles, para entenderles y acercarse a ellos. Belmonte es un caso típico de ello. Un artista gráfico de buenas cualidades y que se introspecta en su trabajo. Pinta bosques y espacios llenos de colores con trazos fluidos donde representa hombres desnudos contorsionándose o híbridos, hombres desnudos en lucha consigo mismos o retozando, donde no está exenta una gran carga sexual. Todo esto siempre con una profunda sensación de soledad y furia contenida. Hasta ahí la obra misma serviría para delinear a un personaje intenso, de grandes sombras internas y dispuesto a entablar guerra en cualquier instante. Sin embargo no es así. Belmonte nos lleva por un ininterminable camino de situaciones que va abriendo el guion, una tras otra, para luego simplemente dejarlas así, abiertas sin resolución alguna. Abriendo tramasBelmonte Belmonte como personaje es un hombre difícil de comprender, pero el guión lo hace aún más complicado dejando de lado toda posibilidad que nos expongan en la historia, que si se hubiera tomado, hubiera dado golpes dramáticos interesantes sin embargo se les deja desperdiciadas. El tiempo de una cinta de arte Es completamente válido en una cinta, que se cataloga como de cine de arte, dejar puntos para que el espectador los cierre, pero cuando la mayoría de la trama se queda abierta, ya es demasiado y hace que el ritmo, de por si lento de la película, parezca mucho mas y sus 73 minutos… se hagan eternos. Más de lo que te imaginas Y no es que los actores estén mal, no lo están, hacen lo que pueden con lo que les da el guión. Aunque sobresale Olivia Molinaro como Celeste. Gonzalo Delgado (quien en realidad es pintor) hace también los cuadros de Belmonte y se adivina muchísimo más de él que lo que el guion deja ver. Belmonte como personaje naufraga en un guion que lo deja en medio de la indefinición; como divorciado, como hijo y hasta como padre (su relación más valida y fuerte en la película es con su hija pero nunca logra pasar adelante) Nada que hacer, verdad?Belmonte Belmonte actúa como un ser huraño y resentido, lleno de rabia que pensamos que explotará violentamente y al manos se liará a golpes con alguien… pero eso, simplemente es una suposición. Parece que goza su soltería tras el divorcio, pero en realidad está necio con no desparecer de la vida de su ex, quien ha reconstruido la suya. Tiene en puerta una exposición en un Museo importante en Montevideo y sin embargo sabotea su trabajo. Nada se cierra, todo queda al “llene el espacio” sin una razón. Sin coronar

Uno más de la familia

Aventura Drama Familia Sin categoría
7.1

Bella es una perra que ha crecido junto a su dueño Lucas (Jonah Hauer-King). Juntos, perra y dueño, viven felices. Pero un día, Bella se pierde y empieza así una nueva y apasionante aventura, ya que se embarca en un viaje de más de 600 kilómetros para volver a su casa y poder reencontrarse con su dueño. En el camino, Bella se encontrará con una serie de nuevos amigos y se las arreglará para traer un poco de consuelo y alegría a sus vidas. Uno más de la familia Critica: Road movie perruno Por la razón que sea, el tema de las mascotas perdidas (sobre todo perros) siempre ha resultado un asunto que logra enternecer a la audiencia y recaudar taquilla y se le ha tratado una y otra vez. En Uno más de la Familia se lleva a la pantalla el best seller escrito por W. Bruce Cameron en el que se relata el increíble viaje de regreso a casa de Bella, a lo largo de más de dos años y 400 millas de distancia. Una especie de road movie a campo traviesa en la rama canina. La lágrima en la impronta Para toda una generación el tema de “cachorro en peligro” fue motivo de mares de llanto en películas o series de TV como “Lassie” y “Disneylandia” y tal vez ese recuerdo se quedó como una impronta en la memoria colectiva o tal vez no existe la menor duda de que “el perro es el mejor amigo del hombre” y siempre vamos a sucumbir ante un “cachorro en peligro”. El hecho es que el tema funciona y Bella nos logra enternecer mientras vemos las incontables aventuras y esfuerzos con los que Bella debe luchar en su camino y su vida en la montaña. Una y otra vez, la ardua suerte de la mascota y su firme propósito de reunirse con su dueño, nos engancha. Sin sufrimiento no hay ganancia Tal vez lo más singular es el hecho de que sabemos de antemano que será una película donde van a manosear nuestros sentimientos pero, aún así vale la pena derramar alguna lagrimita por el cachorrito. Y aunque Uno más de la Familia no sea un clásico instantáneo, queda como una cinta para ir a ver en con padres e hijos tranquilamente. Maneja valores de fe, amistad, comprensión, familia, pertenencia… y muestra como para el humano, la ayuda de una mascota en situaciones de dolor y depresión puede ser muy asertiva. ¿A quién conociste en el viaje? Como es de esperar, la estrella definitiva es Shelby, la perra protagonista que gana su aplauso en cada escena. Pero la trama está bien arropada aun en su forma sencilla de narrar la historia. En su camino de regreso, la heroína va a conocer a una cría de puma a la que llama “Gatita grande”, a una manada de lobos hambrientos, a Gavin (Barry Watson) y Taylor (Motell Foster), una generosa pareja (aparentemente gay), a un hombre malvado y desagradecido (Chris Bauer) y a Axel (Edward James Olmos), un veterano de guerra sin hogar. Todos ellos nos harán redondear el viaje de Bella, introduciendo cada uno su parte y “moviendo” la historia. Un símil incómodo Singularmente, el tema de los veteranos es un subyacente que no deja de brindar oportunidades de pensar en historias colaterales, sobre todo cuando se contrapone con el telón de fondo de un Estados Unidos que no parece muy consternado acerca de esos excombatientes y encuentra un eco muy profundo al reunirlo con la imagen de un perro sin hogar.