1983

1983
6.3
En este oscuro thriller, un estudiante de derecho inexperto y un policía harto de todo descubren una conspiración que oprimió a Polonia por décadas. 1983 Critica: Serie distópica que nos lleva a una Polonia donde el comunismo sigue vigente. La trama parte del año 1983, en la que una serie de atentados es aprovechado por el gobierno para acabar con la oposición y tomar el control del país. Los dos protagonistas principales son una brillante estudiante de leyes y un inspector de policia con un pasado un tanto oscuro que se unen para investigar una conspiración a alto nivel que mantiene al sistema político del país. Hasta ahí vamos bien. La trama es interesante, la ambientación (claramente influenciada por Blade Runner) es buena, etc... Pero llega un momento en que se abren demasiadas subtramas que hacen que perdamos el foco. Aparecen muchos personajes que abren historias que no sabemos dónde nos llevan ("resistencia", vietnamitas, militares que conspiran con los americanos, las relaciones con URSS...), que no terminan de cerrarse, y que lo único que hacen es enredar la trama. Eso hace que la primera producción polaca de Netflix no termine de funcionar tan bien como debería. No tengo muy claro qué nota darle ya que la premisa de la que parte es buena, la ambientación está muy cuidada, pero la tendencia a abrir caminos que no llevan a ninguna parte, a perder al espectador, hace que pierda interés.... en fin, le daremos un 5 (pasable).
# Formato Idioma Fecha Total Descargas Descargar
1 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar
2 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar
3 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar
4 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar
5 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar
6 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar
7 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar
8 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar

También te puede interesar

Luchando por un sueño

Drama Sin categoría
7

Después de sobrevivir a una explosión de IED en combate en el extranjero, un joven soldado de la Unidad de Motocicletas del Ejército es dado de alta médicamente con una pierna y espalda fracturadas. Contra todo pronóstico, entrena para hacer un regreso imposible como piloto de motocross para mantener a su familia.Luchando por un sueño Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Luchando por un sueño

Beckett

Acción Aventura Drama Sin categoría Suspense
6.2

Beckett (John David Washington), un estadounidense de vacaciones en Grecia, se convierte en víctima de una persecución tras un brutal accidente. Mientras emprende una huida desesperada por Grecia para salvar el pellejo, llegar a la embajada de Estados Unidos y lavar su nombre, la tensión va en aumento a medida que las autoridades estrechan el cerco, el malestar político aumenta, y Beckett se va adentrando más y más en una peligrosa e intrincada conspiración. Beckett Critica: Este thriller conspiranoico y pseudopolítico protagonizado por John David Washington, que ocupa más del noventa por ciento de las escenas del filme, no ha ofrecido todo lo que podía dar de sí. El director abandona las complejidades que el relato de clima de inestabilidad política y polarización ideológica nos ofrecía. En su lugar, se opta por la continua persecución de los antagonistas y la huida del protagonista, que no tiene el suficiente carisma como para soportar el peso del argumento. A su vez, creo que el elemento conspiranoico que aportan las barreras idiomáticas, la corrupción policial y las organizaciones fascistas sumadas a la confusión de Beckett también podría haberse exprimido más. No obstante, he de reconocer que ha habido muchas escenas interesantes y que me han gustado las participaciones de Tynan (Boyd Holbrook) y Lena (Vicky Krieps). Es una pena no haber podido disfrutar algunos minutos más del personaje de Alicia Vikander. Las intervenciones de estos personajes, que estaban excesivamente plegados a los intereses del protagonista, han sabido dotar al filme de dosis de dinamismo, sensación de peligro, tensión y suspense. Por otro lado, cabe destacar la bella fotografía y las bonitas localizaciones griegas a las que el director si que ha sabido sacarle partido. Esas imágenes de paisajes rurales y las conversaciones en griego entre los ciudadanos de allí han ayudado a sumergir al espectador en la historia. No obstante, la trama se diluye a lo largo del filme hasta llegar al final (spoiler). En conclusión, es una película funcional que parte de una premisa atractiva y que se limita a a ser un producto de entretenimiento. Desgraciadamente, podría haberse hecho mejor.

Yo soy Dolemite

Comedia Drama Historia Sin categoría
7.1

Película basada en la vida del cómico Rudy Ray Moore, quien a menudo incluía en sus monólogos rimas bastante explícitas sobre distintos asuntos sexuales como las prostitutas, los proxenetas y los gigolós. Estas rimas las hacía siempre con ritmo y rapeando, lo que le valió el apodo de "padrino del rap", por el cual se le conoció hasta el fin de sus días. Moore llegó a lo más alto en los años 70, cuando sus grabaciones poco conocidas empezaron a hacerse populares entre la comunidad negra. El rapero aprovechó esos beneficios para hacer una película de gran éxito llamada Dolemite, centrada en un proxeneta con un harén de prostitutas expertas en el arte del kung-fu. Yo soy Dolemite Critica: Desde que supe de este proyecto (exclusivo de Netflix) tuve muchas ganas de echarle el guante, ya que me encanta Eddie Murphy (actor que vivió tiempos mejores) y me atraía tanto la propuesta como el resto del reparto. La película ha gustado mucho a la crítica (y eso que en la misma hay un dardo envenenado hacia estos), atesorando en Rotten Tomatoes la nada despreciable puntuación de 97%, que la convierte casi en perfecta (según esos parámetros). Ya puedo confirmar que no estamos ante ninguna obra maestra, pero sí ante un biopic entretenido, divertido, ameno y hecho con el corazón, al igual que productos tan hilarantes y reivindicables como Bowfinger (también con Murphy) o The Disaster Artist. En el film se nos cuenta la historia real de Rudy Ray Moore, cómico que comenzó a despuntar (caracterizado como el personaje Dolemite) en los escenarios gracias a sus monólogos (o inicios de rap) y que alcanzó la fama al arriesgarse e introducirse en el negocio del cine, con la película Dolemite. Técnicamente la película no tiene ningún reproche, gracias a una dirección correcta (que luce más en las escenas de rodaje), pero donde radica la magia de la cinta es en el guion y en el reparto. Respecto al primero, se agradece que la propuesta no apueste por el drama (estoy harto de biopics así) y se decida por el humor y la hilaridad del conjunto. Eso hace que la película sea más amena, también gracias a un ritmo que hace que no te aburras en sus casi dos horas de duración, aunque quizás a la película le cuesta arrancar un poco al principio y le sobran un par de minutos. La película se podría dividir en dos partes, la de la primera mitad, con el ascenso de Moore en el mundo de los clubs, y la segunda (más interesante y lograda) con el rodaje de la película, que recuerda a las producciones mencionadas, y que es absolutamente desternillante y supone una carta abierta de amor y melancolía al Hollywood de antaño, poniendo énfasis en el género de la blaxploitation (que tanto ama Tarantino). Una cosa no se le puede quitar a la película, y es tener corazón y muy buenas intenciones, dejando un sabor agradable al finalizar la historia, y parte de ese mérito es del señor Murphy. El gran Eddie está fabuloso en su interpretación de Moore, y vuelve a dejar patente que es uno de los actores más infravalorados de la historia, ya que los años pasan y no dejan de despreciarlo y exiliarlo en el olvido, del que, afortunadamente, de vez en cuando es rescatado (como sucedió hace más de una década con la olvidada Dreamgirls). No me sorprendería una nominación al Oscar, porque se la merece, pero este año está muy reñido y la producción es de Netflix (cosa que no gusta nada en Hollywood). Suya es la película, al ser el alma de la misma. Más papeles así para este maestro de la comedia. En cuanto al resto del reparto, están todos y cada uno de ellos fabulosos, pero me gustaría destacar al también recuperado Wesley Snipes en un papel hilarante y sorprendente. Se puede decir exactamente lo mismo de él que de Murphy, ya que es una pena que un actor con esa carisma (y esa vis cómica) sea relegado a películas de videoclub. Ambos actores merecen segundas (o terceras) oportunidades, ya que lo dan todo en esta producción y derrochan mucho más carisma y saber hacer que actores que actualmente se llenan los bolsillos sin mover un músculo de la cara. Ahí lo dejo. En conclusión, estamos ante una propuesta desenfadada y muy recomendable, con un pletórico Eddie Murphy (y Snipes), y que es un canto de amor al cine. Se agrad

Chambers

Drama Misterio
7

Acosada por visiones tenebrosas y siniestros impulsos tras un trasplante de corazón, una adolescente intenta averiguar la verdad sobre la misteriosa muerte de la donante. Chambers Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.

Baby

Drama
8

Hartas de sus familias y de sus compañeros de clase, dos chicas adolescentes del barrio pijo de Roma empiezan a vivir una doble vida en los bajos fondos de la ciudad. Baby Critica: Serie bastante decepcionante en mi opinión, que alcanza un nivel de falta de credibilidad francamente desmesurado. Narra las vivencias, aventuras y desventuras (sobre todo amorosas y sentimentales) de unos adolescentes que, pese a pertenecer a familias adineradas y tenerlo prácticamente todo, parecen encontrarse en un proceso de búsqueda de sí mismos que les llevará a hacer bastantes estupideces, gamberradas y/o actos de rebeldía, como buenos adolescentes que son (por tanto, hasta ahí todo bien). Sin embargo, creo que la serie pierde el norte (y mucho) al empecinarse en que los protagonistas nos resulten amables y no nos generen demasiado rechazo. En este sentido, los chicos o personajes masculinos de la serie desde (prácticamente) el minuto 1 recurren al menudeo de hachís/marihuana (hasta el hijo del empastadísimo embajador del Líbano), parece que para sacarse unas perrillas (que probablemente no deben de necesitar demasiado, visto por ejemplo las fiestas que montan). ¿Por qué entonces recurren a ello? No parece que los creadores pretendan justificarlo en ningún momento...me valdría eso de que son un poco rebeldes sin causa, pero en ese caso deberían tratar de justificar un poco más al menos cómo esto puede acabar yéndosele tanto de las manos al protagonista masculino como para que de la noche a la mañana le pueda apetecer, sin más y sin motivo aparente, pasar a ser el esbirro de un mafiosillo (en serio, me parece también ridículo que a un chico de familia adinerada como él unas deudas aparentemente pequeñas le puedan también inicialmente meter en problemas con su dealer). Pero es que las 2 protagonistas femininas también se las traen: ambas están bastante faltas de cariño y vistas sus situaciones familiares (además de su edad), podría resultar razonable y hasta realista que sientan necesidad de llamar la atención y de desmelenarse. Pero el momento en el que pasan a querer ejercer como escorts (tal vez sin ser del todo conscientes, es cierto) es realmente "lamentàbile", bastante gratuito y, en mi opinión, nada creíble. Se trata sin duda del aspecto de la serie más novedoso y polémico (incluso antes de su estreno ya había causado cierto revuelo) y con el que probablemente los creadores pretendían causar impacto, diferenciarse y aportar un toque de "realismo" a la serie, al inspirarse en la historia real de unas chicas romanas de 14-15 años de familia adinerada que salió a la luz en 2014: las cuales ejercían como chicas de compañía (y no sólo) para pagarse todos los caprichos caros que deseaban (ropa de diseño y de marcas caras, los últimos cachivaches electrónicos,...). Pero en la serie, creo que se equivocan (pero de pleno además) al no mostrar a las protagonistas como unas simples adolescentes caprichosas y materialistas (más en línea con la historia real), y empecinarse en presentárnoslas (más amablemente) como unas jóvenes que sufren de falta de atención y cariño y de una atormentada situación familiar (si bien en algún momento se irán de compras con el dinero que ganan, esto en ningún momento formará parte de sus motivaciones principales para hacer lo que tanto nos puede chocar que estén haciendo). Además, y como es obvio, ninguna de las 2 realmente necesita el dinero, aunque intenten medio colar (y con calzador) que una sí que hace frente a ciertas dificultades financieras (para pagarse el cole pijo por cierto, manda narices): pero es que incluso resulta que en el momento que se mete a escort en realidad ya había conseguido solventar sus carencias financieras (al menos en principio). Un despropósito en líneas generales vaya...Y creo que esto, además, chocará (y mucho) con la mayoría del público (incluso con el adolescente), que difícilmente conseguirá tragar con que estas niñitas ricas puedan querer recurrir a prostituirse prácticamente sin más: simplemente por el hecho de querer sentirse "grandes", importantes y deseadas.

Mayans M.C.

Crimen Drama
7.9

Ambientada después de Sons of Anarchy, Mayans MC se enfoca en las luchas de Ezekiel "EZ" Reyes, un prospecto en la carta de MC Maya en la frontera de California / México. EZ es el hijo dotado de una orgullosa familia latina, cuyo sueño americano fue sofocado por la violencia del cártel. Ahora, su necesidad de venganza lo conduce hacia una vida que nunca tuvo la intención y de la que nunca podrá escapar. Mayans M.C. Critica: La serie es como SOA pero 10 años despues, con el mismo prototipo de personajes pero con peor interpretación de los actores (exceptuando a Sarah Bolger), con motos pero cobran bastante menos importancia que en SOA, con un acento absurdo de doblaje y tremendamente molesto, con un nuevo "Jax Teller" sacado del todo a cien o del chino de la esquina, con un guión que ya en el primer capítulo empieza con traiciones por la "supervivencia de la banda" y que ya no tiene apenas interés y emoción alguno, con escenas de acción y efectos especiales de los que hay mejores en películas de Antena 3 un sábado a las 4 de la tarde... Una burda copia barata y anacrónica.... Se nota que hoy en día se tira de renombre para todo, tanto para películas como para series y las grandes productoras están haciendo mucha caja con este estilo de productos. Una estrategia lamentable que suele salírles bien en cuanto a "sacar pasta" se refiere pero que para los disfrutamos de series y películas de cierta calidad es nefasto. Hacen que aparezcan "series a porrillo" pero de ínfima calidad. Y esto es una muestra más de ello. Una lástima, lo que podría haber sido y lo que es. Un 4.