El perfume

El perfume
7
La novela de Patrick Süskind sobre el olfato, la pasión y los asesinatos en serie se moderniza con un giro inesperado. Durante su estancia en un internado, un grupo de seis personas entabla amistad a través de su intensa atracción hacia los aromas. Años más tarde, cuando alguien del grupo aparece brutalmente asesinado, la investigación policial de los sospechosos sacará a la luz inquietantes secretos. El perfume Critica: Vendida como una serie "basada en" que está más bien "apoyada en", y es que a Eva Kranenburg le gustó mucho la novela y, como ya hizo J. K. Rowlingal quedar enamorada en los ochenta de "The Worst Witch" y decidió escribir lo mismo dando a luz "Harry Potter", decidió buscar fortuna escribiendo algo parecido pero actual, fresco y moderno. En el caso de Harry Poter podemos decir que fue un acierto. En el caso de "El perfume" me parece que no tanto. La serie es poco más que una engañifa con ínfulas que avanza al principio de forma torpe y va ganando ritmo a medida que todo se vuelve cada vez más "aburriente". El avance de la investigación, que debería ser el centro constante de la historia, es lento y avanza a cuenta gotas mientras el guión nos sumerge en las paranoias mentales de la autora transformando una serie de misterio en un culebrón por momentos insufrible. Me he sorprendido a cada poco, durante los cuatro primeros episodios, preguntándome a mi mismo "¿había un asesinato que investigar, no?". El personaje interpretado por Juergen Maurer está como de adorno casi todo el tiempo. No hace mucho, no dice mucho y solo parece estar ahí porque conveniencias de sabe Dios qué o quién. Tiene momentos que son de una absurdez insultante, como el momento "sujetadores" por poner un ejemplo. Tiene puntos destacables en la trama, y sabe mantener el suspense, a base en ocasiones de no dar mucho al espectador y solamente insinuar. El desenlace es bastante abrupto y yo diría forzado. Parece como que hayan querido dejar algo ahí, para una posible secuela. Para mí esta serie ha pasado por delante de mis ojos sin pena ni gloria. Me ha aburrido más que entretenerme y me ha parecido insultante su pretenciosidad. No hay nada malo en el apartado técnico, y el reparto está más que correcto. Si tuviera que destacar algo sería sin duda la banda sonora.
# Formato Idioma Fecha Total Descargas Descargar
1 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar
2 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar
3 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar
4 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar
5 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar
6 720p Español Latino 30/09/2021 0 Descargar

También te puede interesar

Operación Éxtasis

Crimen Drama
8.1

Dos agentes encubiertos se infiltran en la operación de un traficante de drogas, haciéndose pasar por una pareja. Inspirado en hechos reales. Operación Éxtasis Critica: Algo que me encanta ver en general en películas, series, o libros, es que los personajes sean personas de verdad. Que el hecho de estar en el "bando bueno" no signifique que son infalibles, ni que tienen superpoderes, ni que son santos. Y de la misma manera, que "los malos" tengan sentimientos, que no sean tontos, que de vez en cuando las cosas les salgan bien. Esto es más característico de las producciones europeas que de las americanas y, por eso, me lo esperaba a priori. Y no me defraudó. Esto, junto con buenas interpretaciones, ya aunque la historia de por sí no fuese demasiado interesante, para mí ya tenía medio camino hecho. Pero es que además la historia también me ha encantado. Cuando piensas en narcotráfico, piensas en Colombia, México, Galicia si acaso... o Marruecos... pero... ¿Bélgica? En Bélgica nunca pasa nada. Pues hete aquí que es la cuna del éxtasis mundial, y esta serie va un poco de eso. No pretende ser un histórica, pero sí está inspirada en hechos reales, y resulta muy interesante. Y luego el ritmo, la trama en sí, para mi gusto en su punto de tensión y desarrollo. No es trepidante, y yo personalmente lo prefiero, porque de lo que de ta tiempo es de irte "encariñando" con los protagonistas. Policías infiltrados, escuchas, rollos amorosos, asesinatos... tiene de todo, en una sola temporada a mi modo de ver bastante redonda. Eso sí, termina con un Cliffhanger para una posible segunda temporada y no sé yo si la quiero ver... creo que preferiría quedarme con el buen sabor de boca de esta... pero... si la hay la veré, seguro.

Django: Sangre de mi sangre

Acción Crimen Drama Sin categoría
6.4

Osvaldo Fernández es Django, un afamado asaltante que recupera su libertad, después de estar diez años recluido en un penal, y que ahora quiere mantenerse dentro de la ley para recobrar a su familia. Sin embargo, Freddy Marquina convence a José, hijo de Osvaldo, para que forme parte de su clan criminal.Django: Sangre de mi sangre Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.Django: Sangre de mi sangre

El robo perfecto

Acción Crimen Sin categoría Suspense
6.7

Todos los días, el banco de la Reserva Federal de Los Ángeles saca de la circulación 120 millones de dólares en efectivo. Un grupo de experimentados ladrones planea su gran atraco final: robar esos 120 millones, pero el departamento del Sheriff de Los Ángeles, la brigada más temida de la ciudad liderada por 'El gran Nick' (Gerard Butler), no está dispuesto a ponérselo fácil.El robo perfecto Critica: "Juego de ladrones" es el debut en la dirección de Christian Gudegast que fue el guionista de "Objetivo: Londres" y he de decir que tenía mis dudas con este señor ya que el guión de "Objetivo: Londres" pues es muy meh y tras ver esta película he de decir que como director tiene mucho futuro, ahora, el guión de esta película me deja la sensación de que se podía mejorar un poco. Pero ojo, con esto no quiero decir que la película no me haya gustado, que va, la película me ha parecido buena y además agradezco a Gudegast que haya traido de vuelta al mejor Butler que se marca una actuación muy buena y es mas, creo que es sin duda una de sus mejores actuaciones de toda su carrera. Interpreta a "Big Nick" un personaje muy carismático que quedará en el recuerdo dentro de la carrera de Gerard que se nota que se ha currado el papel.El robo perfecto Pero hablando de la película, la historia en principio no es nada novedoso "película de atracos" pero el director le pone su propia personalidad y esto se agradece mucho. Tiene unas secuencias de acción espectaculares con una banda sonora fantástica que crea tensión aunque es cierto que la película tiene pocas secuencias de acción y es mas thriller pero esto no es ningún problema ya que el ritmo aun siendo pausado, es muy entretenido gracias al carisma de todos los personajes. Y en lo que se refiere al reparto todos están muy bien destacando a Butler, Pablo Schreiber y a O'Shea Jackson Jr que me ha sorprendido para bien.El robo perfecto Así que en conclusión "Juego de ladrones" es una buena película de atracos con unos personajes muy bien construidos, con unas escenas de acción brutales y que a pesar de su larga duración (140 minutos) en ningún momento se hace aburrida. La pega que le pongo es el guión que en mi opinión no explica del todo bien cosas importantes de la trama (sobre todo ese giro final) y hace que me haya quedado con muchas dudas una vez terminada. No hagáis caso a la crítica y disfrutadla. En spoilers comento las dudas que me ha dejado la película al terminar de verla.El robo perfecto

Richard Jewell

Crimen Drama Historia Sin categoría
7.5

Richard Jewell era un guardia de seguridad en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, el cual descubrió una mochila con explosivos en su interior y evitó un número mayor de víctimas al ayudar a evacuar el área poco antes de que se produjera el estallido. En un principio se le presentó como un héroe cuya intervención salvó vidas, pero posteriormente Jewell pasó a ser considerado el sospechoso número uno y fue investigado como presunto culpable. Richard Jewell Critica: Sorprende el respeto y el cariño con el que Clint Eastwood retrata a Richard Jewell, al que presenta como una persona corriente, incluso con acusadas carencias, una especie de friki de la ley y el orden que tiene idealizados a los distintos estamentos policiales. Pero al mismo tiempo alguien muy noble, siempre amable y respetuoso, que colabora y ayuda a todo el mundo, con un corazón más grande que su voluminosa figura. La policía y los medios de comunicación, por contra, acaban percibiéndolo de un forma eminentemente negativa, como un hombre solitario, mediocre, que siempre se ha comportado con un exceso de celo cumpliendo las tristes obligaciones inherentes a los puestos de trabajo, relacionados con la seguridad ciudadana, que ha venido desempeñando a lo largo de su vida. Al que lejos de honrar o felicitar por haber salvado vidas en un atentado ocurrido en los Juegos Olímpicos de Atlanta, arrojan sin ningún miramiento en brazos de la siempre hambrienta morbosidad de la opinión pública, al único abrigo de la sospecha de haber sido él mismo quien puso la bomba. Y todo sin pruebas de ningún tipo, simplemente porque le saltaban demasiadas costuras al entallado traje de superhéroe que en principio le concedieron, porque su mejor perfil era el de villano. Esa es la historia que Eastwod nos cuenta, como casi siempre con su habitual limpieza, con una caligrafía impoluta, con su acostumbrada fiabilidad, de una manera fluida. Quizá sea su película más introspectiva. Trata de reflejar las emociones de Richard Jewell a través de su relación con su madre y, especialmente, con su peculiar abogado (llena de un humor contenido), los infructuosos intentos de éste por elevar la autoestima de su representado, porque supere una acusada ingenuidad que le estaba perjudicando ante la policía. Eso es lo mejor de la película, junto a la secretaria del abogado (una Nina Arianda a la que vimos hace poco en el Gordo y el Flaco), quien con cada pequeña intervención insufla un soplo de aire fresco. Su acerada crítica, tanto el estamento policial como a la prensa, es presentada sin demasiados matices, especialmente en lo que respecta a sus principales artífices, un agente del FBI y una periodista a cual más ambicioso (en spoilers, comentarios sobre la relación sexual que mantienen), que abusan descaradamente de su poder, lo que a la postre constituye la mayor rémora de la cinta. Todos sus interpretes rayan a gran altura, especialmente su protagonista, un Paul Walter Hauser que no parecía el más adecuado, sobre todo después de sustituir a un Jonah Hill (que sólo ejerce como productor) que contaba con más argumentos interpretativos, renombre y popularidad incluidos.

Gully

Crimen Drama Sin categoría
3.8

Tres adolescentes que han crecido en arduas circunstancias, Jessie, Calvin y Nicky, se dedican a ver la vida pasar mientras tratan de averiguar qué han de hacer para poder salir adelante en la vida. Gully Critica: Por una parte, soy un tardío fan de la cinta original. En 1983 me pareció un pestiño (era un adolescente abducido por ‘La guerra de las galaxias’); en 1992, en mi opinión, el montaje del director mejoraba (y mucho) la propuesta; pero no fue hasta hace algunos pocos años, ya en formato blue-ray, en que me sedujo y cautivó por completo y sin reservas. Por otra parte, soy un entusiasta admirador del director Denis Villeneuve, de quien sólo he visto aciertos de todo género y planteamiento, un virguero de las imágenes y del montaje, un artista incontestable y evidente, lo mejor que me he encontrado en una sala de cine en lo que va de siglo. Es decir, que iba con ganas y sana curiosidad al cine, esperando encontrar un propuesta inédita y – sea cual fuera el camino elegido – llena de aciertos… pero nada más lejos de la realidad.Pero vayamos por partes, porque hay muchos aciertos pero también otros tantos deméritos dignos de mención. Entre lo positivo está la puesta en escena que recrea, prolonga y amplía la arrebatadora estética primigenia: esa llovizna casi constante, esa ausencia de horizonte, claridad y sol, ese opresivo presente de pesadilla que parece abocarnos al abismo, esa mezcolanza entre replicantes y humanos que vuelve confuso lo cotidiano y nos hace desconfiar tanto de lo que vemos como de lo que sentimos; una fotografía innovadora y sugerente, llena de claroscuros y contrastes, que nos engulle como un torbellino y nos escupe despojos hediondos a cada fotograma; una escenografía espeluznante que desdeña lo efímero y encumbra lo sintético y alambicado. Es decir, en cuanto al universo visual nos hallamos ante una propuesta insólita, apabullante y portentosa, llena de matices y aciertos.Sin embargo, las flaquezas y deficiencias acaban por erigirse en las grandes protagonistas de la función. Un metraje tan desmesurado como innecesario (sobra casi toda una hora), alargando las escenas hasta la inanición y la abulia; una historia tan poco carismática y tan porfiadamente vaporosa que hacedesfallecer el ánimo y obliga a esperar a que la próxima escena rescate del tedio al espectador y haga avanzar la trama hacia algún lugar digno de interés, cayendo siempre en subrayados innecesarios y en tópicos previsibles, ahogando toda ambigüedad y anulando cualquier estímulo. La calma y el reposo casan mal con una supuesta cinta de acción, por muy ensimismada y reflexiva que pretenda ser. Y las cavilaciones sobre la vida, la muerte, los milagros de la existencia y la magia de la procreación resultan tan patosas como primitivas, tan superficiales como chirriantes.Hay algunas escenas aisladas que descuellan y deslumbran, dignas de perdurar en la memoria cinéfila (como, entro otras, ese baile erótico que sobrepone a dos personajes en abigarrado aquelarre de lo imposible o ese ‘nacimiento’ brusco y sin remilgos de una replicante abocada a su exterminio), pero son momentos inconexos y solitarios, que impresionan por su esplendor y singularidad, pero desentonan por carecer de engarce y coherencia.

Tiger King

Crimen Documental
7.2

El encargado de un zoológico pierde la cabeza en esta historia real sobre un crimen por encargo en el excéntrico submundo de la cría de grandes felinos. Tiger King Critica: Mucho se está hablando del último documental de Netflix, Tiger King. Recibido con entusiasmo por la crítica especializada (94% en Rotten Tomatoes), está siendo un rotundo éxito, ofreciendo al espectador una historia real de esas que tienes que ver para creer. Y es que a veces, la realidad supera a la ficción. El documental nos cuenta la la vida de Joe Exotic, extraño sujeto amante de los tigres y propietario de un zoo (por llamarlo de alguna forma), que está encantado de haberse conocido, tiene dos maridos y muchos enemigos. Y claro, llega un momento donde todo explota, en una imposible trama de traiciones y enredos que haría las delicias de los hermano Coen (o los hermanos Farrelly). De hecho no me extrañaría que alguien adquiriese en breve los derechos para hacer la película. Michael Keaton (o en su defecto, David Spade) para el papel principal, por favor... La adictiva miniserie/documental consta de siete episodios, de poco más de cuarenta minutos cada uno, y la verdad es que se pasan volando y lo que se nos cuenta es tan interesante y difícil de creer, que se visualiza uno detrás de otro sin problemas (yo he tardado dos días en acabar los siete). Sí, realmente estamos ante una telenovela con un guion tan imposible que parece escrito por un chimpancé, pero lo que aquí destaca es que todo es verdad. La verdad es sigo preguntándome como han conseguido tanto material sobre su enigmático protagonista y todos los implicados, inconscientes de que se iba a tejer una bizarra trama de tigres, dinero y traiciones, digna de una película de serie B donde no hay buenos, sino más bien individuos sin escrúpulos, ya que todos los personajes que se nos presentan son de dudosa moral (y sacados de un circo de payasos). Aunque es cierto que la figura de Exotic resulta extrañamente hipnotizante y los variopintos personajes de su alrededor no se quedan atrás, se echa en falta una denuncia más abierta y tajante ante el comercio y maltrato animal, ya que es cierto que se nos presentan un par de reflexiones, pero todo ello parece eclipsado por las raras personalidades de los protagonistas de esta historia. Creo que era una oportunidad de oro para profundizar en ese asunto, ya que es muy desagradable lo que se cuenta en la miniserie, y más si eres amante de lo animales. Tampoco se puede obviar que no todas las tramas cumplen y que hay pasajes que se podrían haber obviado (y no me refiero al pasado de Baskin, que conste en acta), pudiendo dejar el documental en cinco episodios, ya que siete quizás sea algo exagerado (curiosamente, es algo que creo que le sucede a la mayoría de series documental). Quizás otro punto negativo es el baile de años, ya que pasan de un momento a otro sin previo aviso (sobre todo en sus últimos episodios), siendo todo un tanto caótico, por lo que conviene no estar despistados ante los imposibles giros (que no son pocos) de los acontecimientos.