background

Todos mis amigos están muertos

0
0 Votos
thumb Todos mis amigos están muertos

Durante la fiesta de Nochevieja de un grupo de amigos, una serie de eventos locos saca secretos, rompe corazones y conduce a un final impactante. Todos mis amigos están muertos

Critica:

Gracias a Netflix nos llega esta producción polaca con factura de producto norteamericano. Si no fuera por los nombres en los títulos de crédito (muy chulos, con apariencia de comic, de lo mejor de la peli y además cortos), parecería de corte anglosajón.

El argumento nos lleva a un joven policía en su primer caso y al inspector pasota que llegan a un caserón a investigar una masacre. En realidad, la película es un largo flashback, pues estos dos personajes introductorios no pintan absolutamente nada.

El flashback nos sitúa en fin de año. Un numeroso grupo de jóvenes ha montado una fiesta con alcohol, música y drogas. Las historias se van intercalando. El reparto es muy coral: desde una chica que se guía por el cosmos y los signos astrales, un par de amigos tímidos que intentan ligar con una madurita muy atractiva, al típico ligón sin escrúpulos, una pareja enamorada en la que el chico piensa pedir matrimonio o un pobre repartidor de pizzas que no logra cobrar su encargo.
Realmente, casi nada es lo que parece y todo se irá desmadrando hasta el trágico y rocambolesco final (no desvelo nada pues el propio título es el spoiler).

El nexo común son las relaciones, o más específicamente el sexo, con algún desnudo muy puntual. No se decanta por la comedia pura (el discurso de la madre a su joven novio que no quiere comprometerse es casi melodramático), encaja más, sobre todo el excesivo final, en la comedia negra. No hay que buscar demasiada profundidad. Es un producto de ver y tirar, que puede resultar entretenido por momentos y que gracias a su hora y media de duración se deja ver.

También te puede interesar

Download Links